Los pinceles
Se recomienda el uso de brochas planas para superficies medianas como puertas y ventanas; no obstante, para acabados impecables, sólo los pinceles en punta conseguirán un resultado totalmente satisfactorio.
Los rodillos
Para obtener superficies lisas, utilice un rodillo de lacar de cerdas cortas. Para obtener irregularidades, opte por un rodillo de cerdas largas y naturales. Haga su elección según el resultado que desee obtener.
El diluyente
Aguarrás si utiliza una pintura glicero y agua si utiliza una pintura acrílica o alquídica en emulsión.
El recipiente de pintura
Es indispensable. Debe incluir obligatoriamente una rejilla de escurrido que permita repartir la pintura por el rodillo de forma homogénea.
   
Plano del sitio